Influencia de los padres en la obesidad infantil

Influencia de los padres en la obesidad infantil

Influencia de los padres en la obesidad infantil

Bloque que muestra la firma del editor.

En el aumento de la obesidad infantil pueden influir diversos factores sociales, ambientales, genéticos o metabólicos. Uno de ellos es la incorporación de la mujer al mundo laboral. La atención, cuidado y supervisión de lo que come el niño no es igual en familias donde ambos padres trabajan que en aquellas donde se tiene el tiempo para vigilar su dieta.



Otro factor que influye de forma crítica es el actual modelo de educación de los padres, que perjudica a los más pequeños a la hora de adquirir buenos hábitos de alimentación. Las familias son ahora mucho más permisivas con los hijos. Los padres dejan al hijo hacer lo que quiere y en muchas ocasiones para no discutir también lo dejan comer lo que le apetece para evitar un enfrentamiento.





Identificar todos aquellos factores de riesgo para evitar padecer obesidad es uno de los temas que requieren la atención urgente de los investigadores. Si el patrón de alimentación durante la lactancia puede influenciar de alguna forma el peso corporal de los niños y adolescentes en el futuro, bien vale la pena que los científicos continúen en esta línea de trabajo.



Los hijos aprenden de lo que ven en casa; los padres se convierten en los principales modelos a seguir y deben comer bien para que los niños los imiten. Para concluir, tú tienes la salud de tu hijo en tus manos; la pregunta aquí es ¿qué quieres y cómo comes tú?

 

Situación actual de la obesidad

Mientras que en los países de tercer mundo los niños se mueren de hambre, en las naciones industrializadas hay una marcada tendencia hacia una sociedad predominantemente obesa. Estados Unidos y México encabezan la lista de los países en el mundo con mayor índice de personas con obesidad, hasta el punto de que este problema de salud pública amenaza con superar al tabaquismo como causa principal de muerte.



En la última encuesta nacional de nutrición y salud, poco menos de 70% de la población mexicana sufre de sobrepeso y/o  obesidad,  lo que supone un gasto económico fuerte derivado de las enfermedades que esto provoca.



La obesidad es una enfermedad crónica, compleja y multifactorial que se puede prevenir. Es un proceso que suele iniciarse en la infancia y la adolescencia, que se establece por un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético. En su origen se involucran diversos factores genéticos y ambientales, que determinan un trastorno metabólico que conduce a una excesiva acumulación de grasa corporal para el valor esperado según el sexo, talla, y edad.



No obstante la existencia de un importante componente genético, la prevalencia en aumento de la obesidad es atribuida a factores ambientales que promueven su expresión como la excesiva ingesta calórica y la disminuida actividad física (vida sedentaria). En este sentido los padres de familia juegan un papel importante para "controlar" lo que sus hijos comen, fomentar el ejercicio y ayudarlos a que no coman por estrés, ansiedad, etc.

 

Pequeños cambios en nuestra vida, son definitivos para estar sanos, delgados y mejorar nuestra calidad de vida. Tú tienes el poder de cambiar este patrón, al incluir vegetales en su dieta, salir a realizar actividades recreativas, alimentar con consejos y palabras de amor su autoestima.

 

Síguenos en @Salud180 y Salud180 en Facebook

 

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros





 

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre Obesidad?
Únete a Salud180 y al servicio de Alertas para recibir las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola