¿Por qué los niños suben de peso cuando no van a la escuela?

¿Por qué los niños suben de peso cuando no van a la escuela?

Los niños consumen menos verduras y consumen más bebidas azucaradas durante las vacaciones. Cortesía: Getty Images

Bloque que muestra la firma del editor.

Durante las vacaciones de verano tus hijos van a ingerir más azúcar, ver más televisión y comer menos verduras, indica un estudio de la Universidad de Columbia.

 

Estos comportamientos, que llevan a los pequeños a ganar peso, son comunes en todos los estratos económicos por lo que afecta por igual a niños ricos y pobres, dicen los investigadores.

 

El estudio, que analizó los datos de más de 6, 400 niños estadounidenses de entre 1 y 12 años,  encontró que durante las vacaciones de verano los pequeños veían 20 minutos más de televisión al día, lo que los impulsaba a beber 3 onzas más de bebidas azucaradas en ese tiempo; esto en comparación con la cantidad que beben durante la temporada escolar.

 

Por otra parte, al analizarse la actividad física, se encontró que durante las vacaciones de verano la práctica de ejercicio fue casi igual que durante el período de clases. “Solo se tuvo un promedio de cinco minutos más al día de ejercicios durante las vacaciones de verano”, cuenta el Dr. Claire Wang, codirector de la Iniciativa de Prevención de la Obesidad en Mailman de la Universidad de Columbia, Escuela de Salud Pública, de la ciudad de Nueva York.

 

"El ambiente de la escuela sigue siendo esencial para la conformación de una alimentación saludable y comportamientos de vida activos. Las escuelas pueden desempeñar un papel de liderazgo en la promoción de una transición saludable, desde ciclo escolar a las vacaciones de verano", dijo Wang.

 

El caso de los niños, no tan niños

 

El estudio también analizó a los estudiantes de secundaria. En este caso se encontró que los adolescentes practicaron significativamente más ejercicio durante el verano que en el ciclo escolar.

 

En el estudio se encontró que, cuando los niños se convierten en adolescentes, el estrato económico empieza a jugar un papel importante en la cantidad de ejercicio que practican.

 

Así fue como se observó que los jóvenes con familias de mayores ingresos fueron especialmente propensos a hacer más ejercicio, de moderado a vigoroso durante las vacaciones, mientras que los adolescentes de familias de bajos ingresos eran mucho menos propensos a hacer cualquier tipo de esfuerzo físico.

 

"Luego de analizar los resultados del estudio, encontramos que es necesario incrementar nuestros esfuerzos de prevención de la obesidad en las escuelas, para ir más allá de la jornada y el ciclo escolar", concluyó Wang.

 

Este trabajo, en el que se analizó el comportamiento de niños y adolescentes, fue publicado recientemente en línea en el Diario de Salud Escolar.

 

FUENTE: Universidad de Columbia, comunicado de prensa, 13 de julio 2015

Aclaracion:

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de Salud180.com

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Below Article Thumbnails Taboola